El ABC de las agüitas de hierbas: mira para qué sirven y cuáles debes tomar

Una potente y beneficiosa combinación para tu organismo es la que produce el agua como infusión. Según lo que necesites, llévate una botellita de este elixir natural a donde vayas.

Compartir  
   

 

Imagen foto_00000001
Imagen: Getty 

 

Por Claudia Tapia.

Sabemos que el agua hace bien, y que debemos consumir como mínimo 2 litros al día, pero si la hervimos junto a ciertas hierbas, hojas y raíces podemos además terminar con hinchazones y dolencias específicas Aprovecha estos días de calor y benefíciate de los efectos de las infusiones medicinales.

 

Jengibre. Un gran poder antioxidante es lo que ostenta esta raíz. Asimismo, su gran aporte de selenio ayuda a levantar el sistema inmunológico y reenergiza. Hierve 3 rodajas en una tazade agua durante 10 minutos, y luego sirve endulzado con miel y limón.

 

Boldo. Además de ser estimulante de la digestión, también ayuda a la eliminación del ácido úrico, por lo que ayuda a la eliminación de cálculos. Una agüita de boldo también ayuda a disminuir los dolores reumáticos y dentales. Hierve un gramo de hojas secas por taza de agua, durante 15 minutos.

 

Canelo. Las hojas de este árbol endémico son buenas desinfectantes, lo que las hace ser efectivas como tónico estomacal. Ayuda a evitar los trastornos circulatorios y reumatismo. Agrega 1 taza de agua hirviendo sobre una hoja de canelo y deja reposar por 5 minutos.

 

Orégano. Especial para los días de la regla, ya que facilita la menstruación y alivia los dolores de la misma. Posee 30 concentrados con propiedades antioxidantes, destacando el timol, que es un gran aliado en los tratamientos contra el cáncer. Agrega 1 taza de agua hirviendo por cucharadita de orégano, y deja reposar por 5 minutos.

 

Matico. Las hojas de este arbusto son excelentes para combatir las úlceras digestivas y otras heridas internas. Es un buen digestivo. Agrega 1 taza de agua hirviendo sobre una hoja picada. Deja reposar 5 minutos.

 

Romero. Alivia las bajas de ánimo que vienen con la menopausia. Es un muy buen diurético. Asimismo, su alto contenido en hierro lo hace muy beneficioso para los cuadros de anemia. Agrega 1 taza de agua hirviendo sobre una cucharadita de hojas. Deja reposar por 5 minutos.

 

Tilo. Si sufres de jaquecas, una agüita de tilo puede ser de gran ayuda, ya que es un eficiente vasodilatador. Ayuda también a reducir la presión arterial y los espamos gastrointestinales. Agrega a 1 taza de agua hirviendo 2 cucharaditas de flores de tilo. Deja reposar 5 minutos.

 

Lavanda. El insomnio y el estrés se combaten eficazmente con esta aromática planta gracias a su gran poder sedante. Reduce también la presión arterial. Hierve una cucharadita de flores secas por taza de agua, durante 15 minutos.

 

Sigue en página 2... 

Enebro. Los frutos de este árbol –considerado sagrado en Babilonia– se caracterizan por ser potentes diuréticos. Se utilizan para limpiar los riñones. Es también un muy buen analgésico. Hierve 6 gramos de sus bayas por taza de agua, durante 15 minutos.

 

Rosa Mosqueta. Muy buena para nutrir nuestra piel por dentro, esta planta chilena es muy rica en vitamina C. También es ideal para subir el ánimo, por lo que es utilizada en cuadros depresivos. El sistema inmunológico también se ve favorecido con su ingestión diaria. Agrega 1 taza de agua hirviendo sobre una cucharadita de hojas. Deja reposar por 5 minutos.

 

Aloe. Este cactus tan común en nuestro país destaca por el efecto depurador de toxinas de sus hojas. Asimismo, su carne repara células y tejidos interiores, tal como lo hace su aplicación tópica. Mezcla ¼ de una hoja grande de aloe con 1 taza de jugo de zanahoria o naranja, y bebe como jugo.

 

Salvia. Buena reguladora del ciclo menstrual. También destaca su poder para reducir las contracciones uterinas que se producen en esos días. Su infusiones disminuyen los problemas de la sudoración excesiva. Hierve una cucharadita de salvia por taza de agua durante 15 minutos.

 

Perejil. Para el corazón sirve esta hierba, tan usada en las comidas y ensaladas. Su consumo ayuda a fortalecer los músculos del corazón, además de regular el sistema nervioso. Hierve 1 ramita por taza de agua durante 10 minutos.

 

Diente de León. Crece como maleza, y es ideal para acabar con la hinchazón del cuerpo, eliminando los líquidos retenidos. Por ende, se alza como un buen depurativo del hígado. Hierve 3 hojas por taza de agua durante 10 minutos.